Got Montessori?

What is Montessori?

This is a question that has so many beautiful, deep, powerful answers.

First of all, I was born in Santurce, Puerto Rico, so my first language is Spanish and tonight, I am stepping out of my comfort zone because I felt in my heart that this message should be in English. Hope you can treasure my words and feel the loving energy that I am sending.

Montessori is a method of education, a philosophy, a lifestyle. Here is a little bit of history to set the scenario:

Dr. Maria Montessori was from Chiaravalle, Italy, a physician, professor, intellectual, educator, wrote many many books on scientific pedagogy.  She  opened the first Montessori school: The Casa dei Bambini in Rome on January 6, 1907. When she graduated medical school in 1896, she was among Italy’s first female physicians! I find this fascinating!

This is a paragraph from her biography shared in http://www.AmericanMontessoriSociety.com

“She was an innovator, a feminist and idealist.

In the years following, and for the rest of her life, Maria dedicated herself to advancing her child-centered approach to education. She lectured widely, wrote articles and books, and developed a program to prepare teachers in the Montessori Method. Through her efforts and the work of her followers, Montessori education was adopted worldwide.

As a public figure, Maria also campaigned vigorously on behalf of women’s rights. She wrote and spoke frequently on the need for greater opportunities for women, and was recognized in Italy and beyond as a leading feminist voice.

Maria Montessori pursued her ideals in turbulent times. Living through war and political upheaval inspired her to add peace education to the Montessori curriculum. But she could do little to avoid being ensnared in world events. Traveling in India in 1940 when hostilities between Italy and Great Britain broke out, she was forced to live in exile for the remainder of the war. There she took the opportunity to train teachers in her method.

At war’s end she returned to Europe, spending her final years in Amsterdam. She died peacefully, in a friend’s garden, on May 6, 1952.”
I have great admiration for this wonderful woman! When we moved to North Carolina from Puerto Rico five years ago, I was searching for my true calling, there where so many things that I liked to do with my life that it was hard to see clearly. I have a Bachelors Degree in Public Relations and Commercial Advertisement, but was not interested in pursuing a career in this subjects.

One day talking to my spiritual teacher, she said: “Think of something you are passionate about and love to do, even without getting paid” wow, this was a very deep question… a few second later, I knew the answer: Children! Working with children!

And my search for a school to work in began. I only sent one resume to one Montessori school and I was hired immediately, it was ment to be, without a doubt. My knowledge about Montessori came from my spiritual teacher, her daughter has been teaching for more than 15 years in the toddler house in Texas. Her stories about her daughter’s beautiful experiences as a guide for the little ones inspired me very much, there was a special spiritual connection that I felt with this method.

Also read amazing books that I recommend 100%:

•Montessori From The Start, The Child at Home, from Birth to Age Three by Paula Polk Lillard and Lynn Lillard Jessen.

•Understanding the Human Being, The Importance of the First Three Years of Life by Silvana Quattrocchi Montanaro, M.D.

•Montessori Parenting, Unveiling the Authentic Self by Dr. Jim and Sonnie MC Farland   * my favorite!!!!

Montessori is a movement of learning, a way to honor the children and his natural abilities to learn and discover. There is vast information about this topic, incredible quotes, it’s hard for me to pick a favorite; I will share some at the end.

When I had my daughter, I had an inspiration of creating a Childrens clothing line based on Montessori elements, teachings and materials; this is how #Tribusai was born, because of my respect, love and passion for what Montessori is and how it aids the children’s development in every aspect of life. And this brings me to the reason I wrote this article, the first T-shirt I created was:

M is for Montessori, using the same colors that are used in the movil alphabet to teach children how to write. Pink for consonants and blue for vowels.

I would describe Montessori philosophy as: Love, respect and admiration for the child. Montessorians recognize the child as a complete being, and this is so important to me!

I invite you to read more about Montessori, soon our online store will be up and running and you can buy our shirts!

Enjoy some beautiful quotes from the Great Maria Montessori:

“Children are human beings to whom respect is due, superior to us by reason of their innocence and of the greater possibilities of their future.”

“Follow the child.”

“Never help a child with a task at which he feels he can succeed.”

“The child is both a hope and a promise for mankind.”

“Education is a natural process carried out by the child and is not acquired by listening to words but by experiences in the environment.”

“The land is where our roots are. The children must be taught to feel and live in harmony with the Earth.”

“Of all things love is the most potent.”

Love & Light!

Raisa Espinet Batista

¿Quién Soy?

Soy un Ser en pleno proceso evolutivo! Tantas vidas me han traído hasta aquí junto con mi grupo Álmico, que son: todas las personas con las que me relaciono y me he relacionado a través de mi caminar por el planeta.

Estamos conectados de corazón a corazón con un solo propósito: Amarnos, Sanarnos, Crecer, Evolucionar juntos, respetando el proceso de cada cuál. Tenemos frecuencias vibracionales diferentes, notas musicales y colores distintos; depende de dónde nos encontremos en ese momento espiritualmente.

He visto que todo es cíclico, las fases de la luna, mi menstruación, la naturaleza, los animales; así mismo se manifiesta con las personas/relaciones. Cambiamos constantemente, evolucionamos, terminan ciclos, comienzan otros.
Para algunos son despedidas, para otros nuevos comienzos transformadores. No importa en que estación me encuentro, la luz me lleva de la mano y me muestra el camino, me guía.

El camino está iluminado siempre, a veces tomo rutas alternas y el dolor me madruga; acto seguido realizo que escogí el dolor para ese aprendizaje en particular.
Soy, un espíritu de luz que voy mirándome en ti, que eres mi espejo, que eres luz; si, me enseñas que todo lo que me molesta de ti, me molesta a mí, de mi misma en muchas ocasiones.

Voy observando que en este camino mis maestros viven conmigo, cerquita, me traen situaciones incómodas, me revuelcan cosas que aún tengo guardadas en sitios estratégicos, profundos; para así sacarlos a la luz, mirarlos de frente y sanarlos.
Veo como se cumple en mi cuerpo, en mi vida y mi ser los propósitos perfectos, no me puedo escapar del gran Plan Universal, ese es el único camino, el camino del Amor.
Decido a diario si quiero vivir en amor o dolor. Dicen que lo contrario al amor es el odio, pero realmente es el miedo, que es dolor disfrazado.

Soy tú, somos Uno, somos parte del Todo, conectados, entrelazados. Si tú estás bien, yo también. Te reconozco, reconozco tu luz.
Amor,

Namasté
Raisa Espinet Batista

Origen y misión de Tribusai

Esta hermosa idea nació mientras pasaba horas lactando a nuestra hija Gaia que recién había nacido. Saimir, nuestro hijo de 3 años le lleva 20 meses. Me preguntan todo el tiempo si son gemelos; Se parecen mucho.

Mientras lactaba a demanda 24/7, observaba a Saimir como hacía los trabajos que le tenía preparados en la mesita de la sala. Tomaba su trabajo en la bandeja, sacaba la silla y se sentaba por un buen tiempo, muy concentrado.

Aprendí mucho de las maestras en la escuela Montessori dónde trabajé de asistente. Y por esa experiencia, pude aplicar el método Montessori con Saimir desde que estaba en mi vientre. También leí maravillosos libros Montessori que son mi guía; al final de este escrito los compartiré.

Antes de Gaia nacer, le dediqué mucho tiempo de calidad a Saimir, aprendió sobre los planetas, sus características y cualidades.

Antes de él poder hablar, sabía todas las figuras geométricas. Con mi barriga enorme, embarazada de Gaia, no me podía mover mucho, así que estando en la sala, le decía que me buscara a su cuarto el triángulo, pentágono, etc; y así el iba uno a uno corriendo al cuarto y trayéndoles a la sala. De aquí nacieron dos ideas para las camisas que compartiré al final. También aprendió todos los colores y a mezclarlos para formar otros colores mágicos . Su mente absorbente estaba como una esponja, y le hablaba constantemente como a un adulto en inglés y español; Podía ver en sus ojos que entendía todo y estaba deseoso de seguir aprendiendo nuevas cosas.

Durante los primeros tres meses de vida de Gaia fui creando en mi mente nuevos diseños inspirados en Saimir, observándolo y viendo su maravilloso desarrollo.
Un día dibuje en un papel todo lo que tenía en la mente y cada paso, delineó el próximo. Con calma fui fluyendo, encontré una diseñadora gráfica excelente (no solo como artista, pero un ser humano excepcional) al final compartiré su contacto por si la necesitan, y ella creó mis dibujos digitalizados. Conectamos muy bien, le expliqué lo que significaba este proyecto y a ella le gustó.

Dibujé el logo, recogiendo todos los elementos importantes para nuestra familia. En el triángulo se encuentra: nuestra familia primero en 4 líneas; los 6 diamantes que somos nosotros 4 y los dos hijos de David. Cada diamante en el centro tiene un punto que simboliza Dios Padre Madre en el centro de nuestra vida. Las plumas, son la libertad de Ser quien realmente somos, libertad para crear.

La filosofía Montessori es nuestro estilo de vida, es muy especial ver a mis hijos y saber que son el resultado de haber aplicado y seguir aplicando esa sabiduría aprendida y la que uno trae innata.

La misión de Tribusai es traer a la comunidad Montessori camisas de calidad, buen material, cómodo, fresco para los niños y sobretodo con un mensaje significativo. Los diseños son inspirados en los trabajos y materiales Montessori ; por ejemplo hay un arte que me encanta que dice “Count on me” y es con los beads que utilizan los niños para aprender a contar en el salón de clases. También está la de “Earth citizen” que invita a mirarnos como hermanos, como parte del Todo, ¡ciudadanos del planeta! muy hermoso mensaje.

También tengo el propósito o misión de educar sobre este tema, este método de enseñanza a los que no lo conocen. Ya próximamente tomaré mi certificación, por lo que estoy muy feliz.

Tribusai es un movimiento que nace desde el amor, para educar, ayudar y guiar a los que estén interesados. Ya estoy trabajando en la próxima colección de camisas llamada: Unificación.

Gracias a todos los que han colaborado con este proyecto, por su apoyo emocional, por comprar las camisas,por aportar económicamente para hacerlo posible ( Jorge Espinet) gracias papa! A mi esposo David por creer en mí, apoyarme en todos los aspectos como esposo, amigo, socio.

Y como decía nuestra Amada Maestra espiritual Miosotis: “Esto lo está haciendo Dios” 🙏🏼

Amor y Luz

Namasté

Raisa Espinet Batista

*Artista Gráfica: Paola Perdomo, email: paolaperdomo3@gmail.com

*Libros: (los leí en este orden)

1. Montessori from the start

Por: Paula Polk Lillard and Lynn Lillard Jessen

2. Understanding the Human Being

Por: Sylvana Quattrocci Montanaro, M.D.

3. Montessori Parenting

Por: Dr. Jim and Sonnie McFarland

*Todos los artes compartidos e imágenes, están registrados y protegidos por los derechos de autor*

Gotitas de Miel

No había escrito antes sobre este tema, pero hoy sentí hacerlo luego de tener una conversación con una muy querida amiga. Este escrito te lo dedico a ti amiga.
En el año 2004 quedé embarazada de gemelos, eran varones y fraternos. Fue un embarazo bastante normal, claro que con las preocupaciones habituales de parir a dos bebés, el factor económico, las mil y una interrogantes: ¿Podré hacerlo? ¿Quién me ayudará?  ¿Seré buena mamá? ¿Sabré que hacer? Etc…

Estaba feliz, radiante, expectante.

Preparé un cuarto del apartamento dónde vivía para ellos, tenía un gavetero en madera que yo misma restauré y pinté; las gavetas llenas de ropita hermosa, ¡ese olorcito a bebé en el cuarto! Las invitaciones para la fiesta de recibimiento listas o “baby shower”, y un cesto inmenso lleno de sueños, planes y esperanzas para cuando llegaran a casa.

Al cumplir las 26 semanas, tuve que ir al hospital a que me revisaran pues sentía un dolor extraño en la parte baja del vientre. Cuando llegué a sala de emergencias, me dijeron que estaba dilatada 7 centímetros y que debían hacerme una cesárea de emergencias. Me trasladaron a otro hospital en ambulancia, que estaba equipado para recibir estos casos de nacimientos de múltiples bebés de emergencia. ¡Fue todo muy rápido, confuso! Sentí miedo muy profundo, me sentí sola, no me estaban tratando muy bien en el hospital, ni respetando mi cuerpo.

Mientras me hacían la cesárea veía la cara de los médicos y no era alentador el panorama. Recuerdo haber dicho: ¡Dios mío te entrego a estos dos niños, son tuyos! Y eso fue liberador, solté toda expectativa de que vivieran o no. Sentí un poco de paz.

*Esta fue mi primera “prueba” de desapego. Esta lección de vida fue muy drástica! De todo corazón, ese momento me enseñó que nada me pertenece, que yo era solo un canal para traerlos a este planeta y que todo tenía un propósito perfecto que en ese instante yo no entendía ni veía pero me estaba dejando llevar.

Fue un evento muy significativo en mi vida, sin duda me marcó de tal manera que cuando miro hacia atrás, veo una clara línea: mi vida antes de los gemelos y después de los gemelos.

Los bebés nacieron prematuros, con menos de un minuto de diferencia: Luccas Manuel y Sebastian Manuel. Estuvieron en NICU con soporte respiratorio y muchas otras cosas en sus cuerpitos, sueros en la cabeza, tapes en los ojos, etc… Fui a verles muy maquillada y arreglada, sabía que no saldrían de allí con vida.

Les pude tocar las manitas, fue hermoso y triste a la vez. Al siguiente día una enfermera vino en la mañana y me dijo que uno de los bebés había muerto y más tarde, en la tarde vino otra enfermera y me dijo que si yo autorizaba a quitarle el soporte de vida al bebé porque ya no estaba respirando solo, dije que sí, que lo autorizaba.

Que fuerte, con solo 26 años estaba viviendo una de las más dolorosas pruebas que la vida me regalaba para mi evolución espiritual. Luego de este evento nunca imaginé ser mamá otra vez, me aterraba la idea de pasar por una o dos pérdidas otra vez.

Me quedé muy vacía y reflexiva; día a día al salir el sol, esos rayitos me acariciaban y me fui aclimatando a la nueva manera, a la nueva forma de vivir que el Universo me había presentado, sin mis dos bebés.

Estaba aprendiendo sobre el desapego, pero me quedó el miedo a tener otra pérdida. Así que dos meses después el papá de los gemelos murió en un accidente de motora.

*Y esta fue mi segunda dolorosa “prueba u oportunidad ” de evolución espiritual que me trajo la vida.

Wow! No sabía que era capaz de sobrevivir tanto dolor en tan poco tiempo, y más aún poder escuchar la voz de Dios clarita guiándome y revelándome su sabio plan. Me quedé desnuda, un borrón y cuenta nueva, un nuevo comienzo forzoso, en un abrir y cerrar de ojos. Ahora tenía que mirar hacia adentro de mí, yo era lo único que tenía. Recuerdo que me decía a mi misma: “si tu decides reponerte o no, no importa, la vida continúa”; Era mi decisión.

Comparto esta vivencia porque es importante para mí ser vulnerable y así otros se pueden identificar, recogiendo las enseñanzas que les sirvan para su vida.

Creo que hay un plan divino, perfecto, que escogemos antes de venir a la tierra, si! Creo en que nosotros escogemos las vivencias que nos faltan para nuestra evolución espiritual: el desapego, escoger el amor en vez del miedo, aceptación a las cosas que no entendemos, y confiar, confiar que una sabiduría mayor, brillante, amorosa nos acuna, nos guía, nos susurra al oído el próximo paso. Está en nosotros abrir nuestro oído espiritual para poder tener acceso a nuestra verdad, poder escucharla, esa que habla el corazón y no la mente.

Le decía el otro día a una amiga, que la mente es como una vieja chismosa que anda hablando sin parar, juzgando, hablando de otros, ¡opinando! Hay que ignorarla, mandarla a callar, cuando ella se calla, ahí podemos escuchar el corazón, que es el Ser Superior, es Dios!

Luz y fortaleza hermanas de esta tribu universal, el tiempo sana todas las heridas, hoy, doce años después puedo escribir estas líneas sin que salgan lágrimas, nunca se olvidan esas gotitas de miel que tuvimos en nuestro vientre, ellos nos endulzan el camino para las próximas vidas que traigamos!

Amor y luz,

Namasté

Raisa Espinet Batista

Blog at WordPress.com.

Up ↑