Cuando me perdoné…

Qué es perdonar? Como sabes que hay algo no resuelto en tu corazón?

Para mí perdonar es liberación, es mirar hacia el interior, observar minuciosamente en silencio, reflexionar y atender esos asuntos inconclusos.

Yo tenía una herida, un golpe con cascarita y no se me curaba, siempre que tocaba o tocaban mi herida, me sangraba.

Esa sangre volvía a juntarse con la otra, contaminando la sangre fresca y amorosa que corría por mis venas ya limpia y purificada!

Mientras sostenía diálogos de amor, compasión, respeto conmigo misma, tenía esa sensación de que había una herida aún fresca, “algo” que resolver en niveles muy profundos.

Llevaba muchos años agarrada a sentimientos/emociones de inconformidad, resentimiento, coraje y más!

Recordaba situaciones incómodas, tristes, desagradables y mi llaga se refrescaba, se abría una y otra vez!

Hace dos lunas llenas atrás sentí un impulso, un jamaqueón, un llamado…

El mensaje vino como un abrazo, una invitación a soltar, a entregar lo ya vivido y agradecer su ciclo completado.

Acepté que yo permití que este dolor me acompañara por muchos años, estaba lista para entregarlo!

Me hice consciente de lo que estaba creando en mi cuerpo físico, astral, mental, emocional y deposité en mi herida luz violeta de sanación, visualicé su purificación!

Llené de luz mi dolor, pero primero tenía que abrazarlo y lo abracé.

Ví como era yo la que estaba agarrada al dolor, a los recuerdos que me causaban disgustos/incomodidad! Yo era la que estaba ocasionándome ese sufrimiento.

Pero como dice mi maestra espiritual: solo ocurren estos procesos cuando el fruto está maduro.

Me perdoné por haber guardado ese dolor en mi Ser por tantos años, me perdoné por haber custodiado esa infección, por alimentar el golpe con recuerdos y memorias que ya habían cumplido su ciclo en mi tiempo/espacio.

Una vez entregué al Universo mi proceso de sanación, sonreí!

Ahora si que cuando me hablo de amor, paz, salud y balance, sé que es real y puro, sé que no tengo cuartos oscuros en mi interior.

Entendí que solo soy responsable de mi parte, de mis acciones, de lo que hago o dejo de hacer yo🙏🏽. Lo que otros hacen, hicieron es problema de ellos, ellos son responsables por esas energías que enviaron/envían.

En fin, abrí mi corazón aún más, expandí mis posibilidades de amar y ser amada.

No solo trabajé el dolor en mi intimidad y silencio pero contacté a la persona con la que tenía contienda y le entregué mi amor, le di las gracias por todo lo que en aquel tiempo hizo por mí.

Sé que ella, como todos nosotros, hizo lo mejor que sabía, lo mejor que pudo.

Estoy muy agradecida de que podamos caminar juntas una vez más, ahora en otros niveles, de una nueva manera.

Hay que dar lo que queremos recibir, hay que darlo primero.

Gracias a Dios Padre-Madre, a la divinidad, al tiempo divino; hoy tengo en mi vida, como parte activa, a la mujer que me crió desde los 4 años y por lo tanto una abuela para mis hijos, una mamá, una amiga.

Después de 13 años me permití una nueva oportunidad y ella aceptó 💕. Sé que han sido muchas vidas en las que hemos compartido, cumplido diferentes roles.

Gracias Gracias Gracias por Ser, estar presente y disponible, lista para recibirnos y amarnos🙏🏽.

Cuando me perdoné, renací💜.

Luz y Amor

Raisa E. Batista

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: