Cambios en el viento.

image5:34am

Usualmente me levanto al amanecer para meditar y balancearme, digo usualmente porque esa es mi intención, pero a veces tan pronto mi hija siente que me levanté de la cama, ella se levanta también y se me arrima como un Koala y mi meditación se transforma en besos y abrazos… pero este día, hace una semana atrás pude brincar de la cama como un ninja y escapar a la sala, para así regalarme una media hora completa para mí!

 

Así que con café en mano me senté a meditar…

Agradecí un día nuevo y pregunté a Dios:

Que es un buen consejo, guía para mí hoy?

-Que seas como un barco de vela…

-Yo (Dios Padre-Madre) soy el viento.

Que estés alerta a esos cambios de viento, consciente.

Es doloroso no ajustar velas cuando cambia el viento, se puede volcar el barco, puedes cambiar drásticamente de ruta, entre otras cosas.

Tener el oído espiritual entonado con el viento y los cambios en el entorno es imperativo!

Wow! Muy profundo…

Entendí que yo, tengo un plan, una idea de como las cosas pueden ser. A la misma vez suelto toda expectativa de como quiero que sean. Más bien tengo una propuesta para el Universo, una posibilidad.

Entendí que cuando no me abrazo a nada en particular, se me hace más fácil cambiar de dirección cuando el viento cambia, en ocasiones abruptamente. Fluir es la respuesta.

Dios Padre – Madre es el capitán de mi barco. Viviendo consciente y siendo flexible me ayuda a mantenerme centrada y balanceada!

Hoy tengo un plan, puede que no sea el mismo que Dios tiene para mi, puede que cambie de plan mil veces más pero no importa porque estos cambios los hace el viento y yo solo fluyo en las aguas de la sabiduría, de la mano del Gran Espíritu!

Y esto aplica a todo en la vida, en el tema de los hijos y la crianza, en el amor, en los diferentes roles que ejerzo a diario.

La vida me enseña a ser flexible, observo la naturaleza que es mi gran maestra; Por ejemplo: hoy es el primer día de Primera y mañana se espera nieve! Ja! Flexibilidad…. las estaciones se están moviendo, ajustando a la nueva manera, fluyen con los cambios del viento, no se quejan.

Unos días después de recibir este hermoso mensaje, tuve que cambiar mis velas rápidamente, escuchar mi corazón y ser flexible. El plan que tenía ya no sería, por lo visto mi trabajo aquí en Carolina del Norte no ha terminado, debo quedarme hasta que soplen nuevos vientos de cambio, puede que tome poco tiempo, puede que sean varios años.

Sin duda confío en que hay un plan perfecto, comparto este mensaje con amor porque a muchos nos sorprende la vida cuando más cómodos estamos o cuando más cansados estamos de lo mismo y queremos un cambio, nos sorprende con un cambio repentino en el viento o con un periodo donde ni una hoja se mueve…

“Ajusto mis velas al son de los vientos, danzo con la brisa que mueve mi falda, abrazo el timón y descanso confiada, de que viajo en los brazos de una sabiduría elevada”🙏💕

Raisa Espinet Batista

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: