Carta a mis hijos.

-Esta hermosa carta la escribí hace 7 meses, ahora Gaia tiene 10 meses y Saimir 2.5 años. Fueron los primeros 3 meses de vida de Gaia, lo más difícil que he vivido. Se que muchas madres se identifican y han pasado por lo mismo! Con amor la comparto:

 

Llevamos un año juntas, 37 semanas dentro de mi cuerpo, acunada, calientita y ahora 3 meses en mis brazos. Ya 12 libras, a teta pura. A veces paso lista de todo lo que me duele en mi cuerpo y claro! qué más esperaba si estoy casi todo el día contigo al hombro y parte de la madrugada también.

Eres Gaia, una extensión de mi Ser, como de un árbol son las ramas. Cuando me despego de ti, rápido me duele el pecho, mis senos están en alerta, esperando oír el más mínimos gemido para activarse y tener la leche lista rápido para ti.

Muchas veces pensé en dejar de darte la teta pero es mi misión el hacerlo hasta que tu cuerpo dé las indicaciones de que estás lista para otro alimento (cuando te salgan los dientes). Mientras tanto te meso, te acuno entre mis brazos y alimento por largas horas, te mimo, te hablo.

Ese es mi trabajo, con una mano acomodarte para que tomes tu leche y con la otra te doy comida Saimir y te mimo y te abrazo y lo mas que hago es decirte que te Amo, con mis ojos, con mis caricias, con mis acciones y mis labios.

Mientras mis manos están llenas de ustedes mis hijos, con mis dulces palabras y energía, lleno a su papá de todo mi amor!

Cocino con un mano, orino contigo Gaia en mis brazos, pues siempre me dan ganas cuando te acabas de dormir.

Mis días son intensos, largos, huelo a vómitos, a pañales, a sudor, a comida, a veces pasa un día y no me baño , porque cuando ustedes se duermen no valgo un chavo, estoy cabeceando.
Y cuando uno se duerme, el otro se levanta…

Llega su papá y le doy el pequeño por ciento de atención que me queda y el atesora cada minuto.

Han sido dos años muy interesantes, todo lo que me has enseñado tú Saimir, lo estoy aplicando con Gaia y aunque no he dormido una noche corrida desde que estaba embarazada de ti hijo, no cambio nada, absolutamente nada.

Soy feliz, lloro, me siento ansiosa, preocupada, a veces triste, todo en un día!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: