¡Todos somos maestros y estudiantes!

El nacimiento de los hijos nos convierte en maestros…y también en estudiantes!
Estaba reflexionando sobre como mi ejemplo es mi legado para mis hijos.

Mis acciones y palabras van de la mano en todo momento. Estoy muy consciente de mis expresiones, tono de voz y la manera en que me comporto pues ellos son una esponja y están  absorbiendo y archivando en sus maravillosas  mentes toda esta información que aprenden de mí, ya que estoy con ellos todo el tiempo.

Ellos son grandes observadores y van copiando mis entonaciones, la manera en que mastico los alimentos, como muevo mis manos al expresarme, en fin, estoy bajo su estudio todo el día. Esto es una gran oportunidad para mantenerme consciente de mis acciones, soy su modelo a seguir.

La forma en que mi esposo y yo nos tratamos es la base, el primer y más significativo ejemplo que SaiMir y Gaia tienen de una relación, a parte de la que ellos y yo tenemos. Ellos ven cuando mi esposo llega, me da un beso, ellos sonríen, luego su papa también les da un beso y cariños a ellos.

Ellos perciben el amor y respeto que tenemos el uno al otro.
Ellos me observan como hablo de otras personas cuando esas personas no se encuentran presentes, observan como actúo con las autoridades, como policías, etc… si soy respetuosa con ellos, ellos aprenderán a también serlo.
Están alerta de si digo la verdad, si soy justa. Soy su ejemplo en relacion a cómo manejar el dinero responsablemente, cuan disciplinada soy con mis deberes del hogar, como madre, esposa, amiga.

Ellos ven en mi, un reflejo de como ellos serán, están delineando su personalidad, su carácter. Lo que mi esposo y yo les entregamos en esta etapa de sus vida, es crucial para su desarrollo; al igual que las enseñanzas y las guías espirituales que les ofrecemos.

Fomentamos el contacto y respeto por la Madre Naturaleza, les mostramos el beneficio de estar en silencio y meditar para escuchar nuestra guía interna, que sepan que sus respuestas están dentro de su corazón, para que pongan su mirada en sí mismos, en su interior y no en otras personas. Y la más  trascendental ensenanza es que lo mas importante en la vida es el amor.

SaiMir y Gaia están aprendiendo de mí por lo que soy, por lo que hago y por lo que digo y esto es una gran responsabilidad; una que llevo con mucho orgullo y amor. Mantengo en la cocina un marco que contiene el código por el cual mi esposo y yo vivimos nuestra vida y son varios puntos que leo a menudo mientras friego, cocino, etc…

Los comparto con ustedes:
-Autorrespeto – respetarnos a nosotros mismos, seguir nuestra guía interna sin traicionarnos.

-Libertad – seguir nuestro corazón.

-Honestidad – ser fidedignos y actuar honradamente.

-Rectitud – hacer las cosas según la ley y ley Divina.

-Fidelidad – ser fiel a nosotros, al proceso.

-Auto Valoración – ponernos en primer lugar siempre.

-Lealtad – ser fieles a nosotros mismos.

-Reconocimiento del Real Ser – ver y honorar quienes somos.

-Ductilidad – entender y fluir con los procesos humildemente.

-Incondicionalidad – lo que se manifiesta es lo perfecto y lo aceptamos.

-Inofensividad – no tener la necesidad de defendernos, no sentirnos atacados.

-Mansedumbre – mantenernos serenos ante los ataques.

-Veracidad – hablar nuestra verdad sin importar las consecuencias.

Este codigo es el precioso regalo y muestra de amor más grande que le entregamos a nuestros hijos; para que vivan alineados con Dios, manifestando una unidad de pensamiento, sentimiento, emociones, palabras y acciones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s